El Gobierno de Biden pelea en la Justicia para que las familias migrantes separadas no sean indemnizadas

El Gobierno de Biden pelea en la Justicia para que las familias migrantes separadas no sean indemnizadas

La estrategia judicial se lleva a cabo a pesar de que el presidente de EE.UU. había afirmado públicamente que los extranjeros merecían una compensación por el daño recibido.

Hace dos meses, el presidente de EE.UU., Joe Biden, dijo públicamente que las familias migrantes separadas merecían una compensación por el daño padecido; sin embargo, en la Justicia su administración plantea cerrar los casos y desestimar los pedidos de indemnización, según un reciente reportaje de The Washington Post. 

En concreto, los extranjeros separados de sus seres queridos han presentado unas 20 demandas y cientos de reclamos administrativos. Piden que el Estado repare, económicamente, las consecuencias psicológicas padecidas, y en algunos casos, las físicas. 

No obstante, el Departamento de Justicia, que depende del Gobierno central, ya intentó rechazar varios de los casos en los estados de Pensilvania y California. De hecho, los abogados de las familias esperan que la administración de Biden adopte una estrategia similar en otros litigios. 

«Son increíblemente hipócritas»

En un escrito del 7 enero, citado por el mencionado medio, el Gobierno preguntó retóricamente si «los adultos que ingresaron al país sin autorización» pueden hacer caso omiso a las leyes de inmigración, superponiendo la legislación de reclamos por daños y perjuicios: «Ellos no pueden», indicaron en el documento legal. 

Frente a esta postura, los letrados que defienden a los migrantes lamentan la ambigüedad de la Casa Blanca: «Son increíblemente hipócritas», criticó Bree Bernwanger, letrada principal del Comité de Abogados por los Derechos Civiles del Área de la Bahía de San Francisco, que representa a tres familias. «Han venido a la Corte presentando fundamentalmente los mismos argumentos legales que Donald Trump«, agregó.

Bajo la anterior gestión republicana, unos 5.500 niños fueron separados de sus padres en un intento por desalentar la migración masiva. Biden, en su campaña electoral, había calificado a esta situación como una «tragedia humana». Ya en la Presidencia, lanzó un equipo de trabajo con el objetivo de reunir a las familias separadas.

Negociación estancada

Así, durante ocho meses el Departamento de Justicia negoció con los abogados de los migrantes, pero los diálogos se trabaron luego de que trascendiera la posibilidad de que el Estado les pagara hasta 450.000 dólares a cada familia. Esta información, revelada por la prensa local, causó malestar entre los republicanos, aunque Biden señaló que esa versión era «basura», o una noticia falsa. 

De todos modos, en noviembre el presidente decía: «Si de hecho, debido al comportamiento escandaloso de la última administración, estabas cruzando la frontera, ya sea legal o ilegal, y perdiste a tu hijo, mereces algún tipo de compensación, no importa cuál sea la circunstancia». 

Mientras tanto, los expedientes avanzan en la Justicia estadounidense y en caso de que los migrantes separados de sus familiares obtengan resoluciones favorables, el monto compensatorio podría ser mayor al informado por los diarios. «Ciertamente seguimos abiertos a más negociaciones de acuerdos en el futuro», remarcó Verónica Finkelstein, abogada del Departamento de Justicia. 

Más allá de los diálogos estancados, la postura oficial en los tribunales se mantiene firme: «No son indemnizables», remarcaron en sus presentaciones judiciales. El argumento del Gobierno es que el Congreso no creó ninguna excepción para que las familias puedan demandar al Estado. Esto, incluso reconociendo que la política de separación de familias genera «efectos profundamente negativos».

Entre tanto, por fuera de las estrategias judiciales, los migrantes padecen la realidad de estar lejos de sus parientes. El caso de ‘Eréndira CM’ es bastante ilustrativo, separada de su hija de seis años en 2018 tras abandonar Guatemala en busca de una vida mejor: «Me siento traicionada y profundamente triste ahora que nos están peleando en la Corte», expresó. 

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos

Deja una respuesta